5 TIPOS DE MALOCLUSIÓN QUE SE PUEDEN MEJORAR CON ORTODONCIA INVISIBLE

Si uno de tus propósitos de este año es mejorar tu mordida y que tu sonrisa se vea más bonita, la ortodoncia invisible puede ser tu gran aliada. Para ello es importante que conozcas los tipos de maloclusión más frecuentes que afectan a la estética y salud de la población.

En este artículo hablamos sobre los 5 tipos de maloclusión que se pueden solucionar con el sistema de ortodoncia invisible, siempre y cuando haya un diagnóstico acertado, una buena planificación y mucha colaboración del paciente.

Sigue leyendo. 

Tabla de contenidos

MORDIDA ABIERTA

Hablamos de este tipo de maloclusión cuando los dientes de ambas arcadas no hacen contacto al morder.

Esta es otra de las maloclusiones que se generan a partir de ciertos hábitos en la infancia. 

El abuso del chupete es uno de ellos. Por eso la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) recomienda retirar el uso del chupete antes de los 24 meses.

MORDIDA CRUZADA

Si al morder notas que las piezas de tus dientes superiores están detrás de los inferiores o que muerden por fuera respecto a la arcada inferior, es posible que tengas este tipo de maloclusión: la mordida cruzada

También conocida como mordida invertida, se produce cuando no hay una correcta relación entre la mandíbula superior e inferior. 

Así como el resto de maloclusiones, es mejor si se detectan y se tratan a una edad temprana, entre los 6 y 12 años.

EL APIÑAMIENTO

Tener los dientes apiñados, descolados o torcidos es una de las principales razones por las que los pacientes deciden usar ortodoncia. 

Este problema se puede observar, por ejemplo, en bocas pequeñas que tienen poco espacio para la correcta posición de los dientes, por eso las piezas se amontonan. 

Entre los tipo de apiñamiento se encuentran los leves, (que muchas veces se pueden corregir con carillas dentales) los apiñamientos moderados y apiñamientos severos.

De no tratarse a tiempo , esto puede dificultar la higiene dental de los pacientes y provocar enfermedades periodontales. 

MORDIDA PROFUNDA

Si al sonreír o al morder no enseñas los dientes inferiores es posible que tengas una mordida profunda.

Esta maloclusión se produce cuando los dientes superiores se superponen en exceso a los inferiores. Si los incisivos superiores cubren un tercio de los inferiores, existe sobremordida. 

Este problema puede ser causado por chuparse el dedo en edades tempranas o el uso excesivo del chupete durante la etapa del desarrollo de la mandíbula.

EL TIPO DE MALOCLUSIÓN QUE SUFRÍA EL REY CARLOS II: EL PROGNATISMO.

Seguramente conoces a algunas personas con el mentón acentuado o con una mandíbula prominente. Es muy probable que sufran de Prognatismo mandibular, un problema que afecta entre 1% y 3% de la población.

Las causas del pragmatismo van desde una caída hasta el factor genético, siendo este último el más influyente. 

Este tipo de maloclusión, conocida también como clase III, requiere por lo general de un plan de tratamiento que combina ortodoncia y cirugía. 

¿Sabías que el Rey Carlos II, conocido como “el Hechizado” sufría de prognatismo?

Si crees que tienes uno de estos problemas de maloclusión dental, pide una cita para valorar tu caso y darte con un plan de tratamiento.

Compartir:
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter

Deja una respuesta